ESCUELA PRIMARIA "MI PATRIA ES PRIMERO"

miércoles, 22 de abril de 2015

GEOGRAFÍA SEXTO GRADO CUARTO BIMESTRE.


CADENA PRODUCTIVA.


video


     Muchos países se relacionan en la fabricación, venta y compra de un mismo producto.
  Muchos otros productos muestran en sus etiquetas los países que están relacionados en el proceso, desde el diseño, fabricación y armado de partes, hasta la venta y compra de un mismo producto. Sin embargo, la participación es desigual, pues nunca será lo mismo vender la fórmula química de un medicamento que la caja donde se guarda. 

     El ser humano transforma los recursos naturales a través de la acti­vidad industrial para generar productos o servicios que posteriormen­te consume. Sin embargo, para que lo producido pueda consumirse es necesario el comercio, actividad que consiste en intercambiar productos o servicios mediante su compra o venta, al interior de un país o entre países.

     Para que el comercio tenga éxito son necesarios la publicidad y los medios de transporte poco costosos.
      La primera sirve para presentar y favorecer el consumo de los productos o servicios que se venden; y el segundo, para hacerlos llegar a quienes los consumen. Sin estos medios, la globalización no sería posible: un producto que se fabrica en Corea, como un aparato de sonido, jamás se conocería ni vendería en México. 

    Dentro de la globalización no todo se comercializa, sólo aque­llos productos y servicios que permiten generar mayor riqueza; por ejemplo, los productos derivados del hierro, los químicos o el petróleo. Algunos productos tienen más valor que otros en el mer­cado internacional; los más caros son los transformados artesanal o industrialmente, llamados manufacturas.
     Los recursos naturales que tiene un país no siempre son suficientes para el desarrollo de su economía (como ocurre con Japón), por eso vende internacionalmente aquello que produce, de modo que con las ganancias puede generar las actividades que permitan cubrir las necesidades de su población, también compra a otros países los productos o servicios con los que no cuenta. 

     Todo lo anterior ocurre sólo si tiene los productos o servicios que se demandan en el mercado internacional y no aquellos que tienen poco valor comercial, como ocurre con muchos productos agrícolas, como el maíz o el arroz, que aunque son productos bá­sicos para la alimentación no son los más pedidos en el comercio mundial, porque los países más ricos, los que más compran, tienen cubiertas sus necesidades alimentarias.

     Gran parte de los productos que utilizas, como jabón, zapatos, cua­dernos o libros, se fabricaron en distintas ciudades con materiales que probablemente provengan de lugares que están lejos de donde vives. La producción, la transformación industrial, la distribución, la comercialización y el consumo, que son las etapas del proceso productivo, han permitido que esas mercancías lleguen a tus manos. 

        Las etapas de producción y transformación de las materias primas son las más complejas de la cadena, porque en ellas intervienen muchos factores, como el lugar donde se realizan y su impacto en el ambiente, así como la variedad de recursos y materias primas que se requieren, las herramientas, la maquinaria y la mano de obra que intervienen en su transformación (artesanal o industrial). 

     Los medios de transporte tienen un papel importante en la distribución, ya que sin ellos no podrían llegar los productos a muchos lugares.
     La comercialización es el vínculo entre las diferentes etapas de la cadena productiva, porque se compran y se venden materias primas y mercancías manufacturadas. El intercambio comercial es el motor de la economía mundial, sin éste millones de consu­midores de diversos países no podrían adquirir el bacalao que las embarcaciones noruegas capturan en el Mar del Norte, ni México podría vender plata y petróleo a otros países. 

       Al intercambio comercial que se realiza dentro de las fronteras de un país se le llama comercio interior; si se lleva a cabo entre países o regiones, entonces se trata de comercio exterior.
    El proceso productivo genera una interdependencia económica entre los lugares donde se produce, se transforma, se distribuye, se comercializa y se consume un objeto, aun cuando estos lugares pertenezcan a continentes distintos con niveles de desarrollo diferentes, como México y Estados Unidos.

      Dependiendo de sus características geográficas, cada región del planeta cuenta con ciertos recursos naturales. Algunos países tie­nen climas y relieve apropiados para cultivar cereales u obtener recursos maderables; otros disponen de extensas zonas de pastos para el ganado y en algunos más abundan las cadenas monta­ñosas de las que se extraen los minerales. Sin embargo, otros países cuentan con la tecnología para transformar las materias primas en productos que se adquieren a través del comercio para consumirlos o utilizarlos. 
       En la actualidad, las actividades industriales y comerciales son las mayores fuentes de riqueza para las naciones. Gracias al comercio, cada país obtiene de otros los recursos naturales y las materias primas que necesita para su proceso productivo, de igual forma para hacer llegar sus mercancías a los consumidores.

martes, 21 de abril de 2015

CUARTO BIMESTRE HISTORIA SEXTO GRADO.




India, China y Japón durante la Edad Media.


         En el bloque II aprendiste que durante la antigüe­dad las civilizaciones agrícolas de Oriente
(MESOPOTAMIA , INDIA, CHINA Y EGIPTO ) desarrollaron avances científicos y culturales en campos como la astronomía, las matemáticas, la escritura y la arquitectura, entre otros, y que además tuvieron características comunes. 

       Al paso del tiempo estas civilizaciones conti­nuaron su desarrollo y durante la Edad Media sus avances científicos y culturales llegaron a Europa por medio del comercio, principalmente.

Hoy las naciones que se encuentran en donde se asentaron dichas culturas tienen economías muy poderosas y son las más pobladas de la Tierra, pues en ellas vive casi la mitad de los seres humanos. Muchas de las formas de vida e ideas de estos pueblos tienen su origen en su historia antigua.

India 

          Durante la Edad Media India no sólo abarcaba el país que hoy lleva ese nombre, también ocupaba los territorios de los actuales Pakistán y Bangladesh. Gracias a su ubicación geográfica, esta civilización fue el punto de contacto e intercambio de grandes civilizaciones asiáticas, como la árabe, la persa y la china. 

          La cultura de India se forjó a lo largo de varias etapas de su his­toria con la integración de múltiples tradiciones, religiones e ideas de grupos originarios, invasores e inmigrantes. Muchas prácticas, idiomas, costumbres, monumentos y expresiones artísticas son ejemplos de esta mezcla durante varios siglos. 

          En el siglo VI a.C. surgió el budismo en la civilización india; dicha religión fue llamada así porque la fundó Buda, nombre que significa “iluminado” o “quien conoce la verdad”. Tuvo gran difusión y se extendió desde India hasta China y Japón, y hoy es una de las más importantes del mundo por el número de personas que la profesan. 

         Desde tiempos muy remotos, y todavía en la Edad Media, la socie­dad india estaba dividida en castas, una forma de organización que desde el nacimiento de las personas determinaba la posición social y las actividades a las que se dedicarían. Los integrantes de una casta no se podían casar ni tener trato cercano con los de otra. La casta superior era la de los brahamanes, y la inferior la de los dalit. 

          Durante esta época India estaba dividida en reinos indepen­dientes gobernados por dinastías de diverso origen. También en este periodo fue invadida por diferentes grupos como los hunos (siglo VI), quienes conquistaron varias ciudades, y los árabes, que establecieron su dominio en el siglo XII.

          Entre los aportes que la civilización india ha hecho a la huma­nidad destacan ciertos conocimientos como el concepto de cero y la numeración que hoy usamos, además de productos como el té, las especias (pimienta, canela, clavo, etcétera) y el azúcar de caña. Estos saberes fueron llevados a Europa por los árabes.




China 

          En la Edad Media, China era una de las regiones más avanzadas del mundo, además de la más poblada y de mayor desarrollo tecnológico. La fuerza de la sociedad china radicaba en su numerosa población cam­pesina, formada por comunidades y familias muy unidas, con gran apego a la tierra. Los campesinos contribuían a obtener una abundante producción agrícola que ayudaba a sostener las ciudades, algunas de las cuales eran tan grandes que llegaron a contar con más de un millón de habitantes (esta cifra resulta sorprendente para una época en que las principales ciudades europeas tenían pocos pobladores). 

          Durante este periodo varias dinastías gobernaron China. Los gobernantes ocupaban un lugar central en la sociedad, pues eran considerados intermediarios entre la humanidad y las divinidades.
 

          Entre los siglos XIII y XIV fue dominada por los mongoles, pueblos guerreros que habitaban las estepas y conquistaron el norte de China; además bus­caron extenderse hacia el sur, pero encontraron resistencia. Los mongoles fundaron una nueva dinastía, la Yuan, que reinó conforme a las costumbres chinas desde 1271 hasta 1368, cuando los expulsó de China el fundador de la dinastía Ming. Con este hecho los chinos recuperaron el control de sus territorios. 

         Los chinos produjeron diversos inventos y tecno­logías que cambiaron la historia de la humanidad, por ejemplo el papel, la pólvora y las primeras imprentas. Además dieron al mundo artículos de lujo como telas de seda y cerámica fina llamada porcelana. Tam­bién construyeron los barcos más grandes de su época y emprendieron largos viajes de exploración en los mares de Asia y África. Otra de sus hazañas fue levantar la más grande edificación del mundo: la muralla china. 

         Desde tiempos del imperio romano los comer­ciantes chinos establecieron la ruta de la seda, por la cual llevaban sus productos a Persia y Bizancio. Esta ruta estuvo en uso casi 1 500 años; iba por tie­rra desde China hasta el mar Negro, y desde ahí las mercancías se embarcaban a Constantinopla, donde las recogían por los navegantes genoveses.




Japón 

          El territorio japonés está formado por cuatro grandes islas y otras de menor tamaño, lo que le permitió mantenerse a salvo de invasiones, pero también lo aisló del mundo. 

          Gracias a vestigios arqueológicos se sabe que estas regiones estuvieron habitadas desde el Paleo­lítico, hace aproximadamente cien mil años. En esta época los pobladores vivían de la caza, la pesca y la recolección, eran nómadas y se refugiaban en cue­vas. 

          En la antigüedad, entre los años 300 a.C. y 300 d.C., se desarrolló la agricultura, principalmen­te el cultivo del arroz, y se empezó a usar el hierro en la elaboración de armas e instrumentos de uso cotidiano. 

          Aunque entre los siglos IV y VI d.C. los japoneses adoptaron varios elementos de la cultura china, como su escritura, arquitectura y religión, con el paso de los años lograron construir una cultura propia e independiente. Durante el lapso correspondiente a la Edad Media predominaron en Japón los enfrentamientos por el poder, los cuales desembocaron en la unificación definitiva del territorio en 1600. 

          Desde el siglo XI se formó en Japón un sistema parecido al feudalismo europeo. En este caso había un emperador y los señores feudales eran los daimyo, que fueron muy privilegiados: poseían grandes extensiones de tierra y tenían a su servicio un grupo de guerreros conocidos como samuráis, a quienes les entregaban tierras a cambio de lealtad; además recibían tributos de los campesinos. 

          En 1192 se impuso el shogunato, una dictadura militar hereditaria coman­dada por un shogun, quien era jefe de los ejércitos y concentraba la auto­ridad; así, el emperador fue desplazado y se quedó sin poder político. El shogun también era dueño de las tierras cultivables y las distribuía entre los señores feudales a cambio de una renta. 

          En la etapa que corresponde a la Edad Media se desarrollaron varios ras­gos que hoy son parte de la tradición cultural japonesa, como la ceremonia del té, que se estableció el siglo XII, y los arreglos florales, que simbolizan un paisaje natural, y decoran las casas japonesas de forma cotidiana. Se introdujo el budismo, que tuvo gran difusión, pero también se conservó la religión tradi­cional, llamada shinto, en la que se rinde culto a los espíritus de la naturaleza y se venera a los ancestros. 

         A finales del siglo XIII se generalizó el uso del dinero, que consistía en mone­das provenientes de China que los japoneses cambiaban por oro, perlas, azufre, madera y armas, entre otros productos. Debido a estos intercambios floreció el comercio y se convirtió en una de las principales actividades económicas.

lunes, 20 de abril de 2015

BIOGRAFÍA DE NEZAHUALCÓYOTL. ESPAÑOL CUARTO BIMESTRE SEXTO GRADO.




NEZAHUALCÓYOTL

(1402-1472)

   Soberano chichimeca de Texcoco. Nezahualcóyotl era hijo del sexto señor de los chichimecas Ixtlilxóchitlo "flor de pita", señor de la ciudad de Texcoco, y de la princesa mexica Matlalcihuatzin, hija del rey azteca Huitzilíhuitl, segundo señor de Tenochtitlán. Al nacer, le fue impuesto el nombre de Acolmiztli que significa "puma  o felino fuerte", pero las tristes circunstancias que rodearon su adolescencia hicieron que se cambiara el nombre por el de Nezahualcóyotl que significa "coyote hambriento".

video

        Miembro de la realeza prehispánica y poeta de delicada percepción sobre los fenómenos transitorios del mundo, Nezahualcóyotl encarnó el prototipo del estadista y humanista de gran sensibilidad, en contraposición a la rigidez militar de los conquistadores españoles.

         Antes de que su padre fuera expulsado de Texcoco, este príncipe recibió una educación muy completa, dirigida a permitirle gobernar a su pueblo con valentía y sabiduría; una vez que hubo recuperado el trono, demostró toda su sapiencia en el campo de las ciencias, las artes y la literatura.

       Así, su amplia formación intelectual se traducía en una elevada sensibilidad estética y en un gran amor por la naturaleza, que quedaron reflejados no sólo en la arquitectura de la ciudad, sino también en sus manifestaciones poéticas y filosóficas.
       

         Nezahualcóyotl , también conocido como “El Rey Poeta”,fue un gobernante que fomentó la cultura y las artes entre su pueblo. Fue autor de muchos de los cantos prehispánicos que conocemos hasta nuestros días. Por cierto, en los billetes de 100 pesos, junto a la figura deNezahualcóyotl aparece uno de sus poemas. ¿Lo has visto? Toma una lupa y encuéntralo.


video



ESPAÑOL CUARTO BIMESTRE SEXTO GRADO.


Aprender una canción, rima o adivinanza en lengua indígena.
¿QUIERES APRENDER NÁHUATL? TOCA AQUÍ...

       México es un país pluricultural, es decir, en él se mezclan una gran cantidad de culturas y, por supuesto, de lenguas. Muchas de ellas están en riesgo de desaparecer, ya que, debido a causas muy diversas, tienen cada día un menor número de hablantes. Sin embargo, es importante conocer sobre ellas, pues son parte del legado de nuestros antepasados.



       Las lenguas indígenas pertenecen a grupos lingüísticos muy amplios y se hablan en América desde hace mucho tiempo. Su influencia en la construcción del español que se habla en el continente es muy importante. 

        Según datos del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (inali), en México existen: 11 familias de lenguas indígenas, 68 lenguas indígenas y 364 variantes de lenguas indígenas. Por ejemplo, a la familia Yuto azteca,pertenecen además del náhuatl: el papago, el yaqui, el tarahumara, el pima, el mayo, el tepehuan, el cora y el huichol.
¿A qué llamamos lengua?

      Una lengua es un sistema de signos que permite la producción de significados.

         En México se hablan más de sesenta lenguas, además del español.

        Entre las lenguas indígenas que tienen un mayor número de hablantes se encuentran el náhuatl, el maya y las lenguas zapotecas y mixtecas.
          En la República Mexicana, las lenguas mayas se ubican además de en el estado de Yucatán, y en estados como Chiapas, Tabasco, Veracruz y San Luis Potosí. Los dos últimos mantienen viva la lengua teneek en la zona de la Huasteca, y ésta posee dos variantes: la potosina y la veracruzana.

        El zapoteco es una lengua que pertenece al grupo lingüístico otomangue, y está clasificada como tonal, esto quiere decir que mediante la emisión de diferentes tonos se establecen diversos significados. Además, cuenta con diversas variantes dialectales, distribuidas en las zonas de la montaña, el valle y el istmo, en el estado de Oaxaca.

         El náhuatl es uno de los idiomas de entre los más de sesenta que existen en México. Ocupa el primer lugar en número de hablantes seguido del Maya, Zapoteco y Mixteco respectivamente. Los alcances geográficos no se limitan al territorio nacional, según datos, se registran asentamientos con aproximaciones cuantitativas en países como Estados Unidos con doscientos mil hablantes, el Salvador con veinte mil y Guatemala con ochocientos así como una pequeña parte en Nicaragua. Dentro del territorio mexicano los estados con población hablante de esta lengua son: Estado de México, Puebla, Guerrero, Hidalgo, Veracruz, Oaxaca, Durango, Morelos, Distrito Federal, Tlaxcala, San Luis Potosí, Michoacán, Jalisco, entre otros.